CochesComparacionesEléctricosHíbridos

¿Se puede incendiar un coche eléctrico en un accidente?

Conoce bajo qué condiciones es posible que tu coche eléctrico sufra un incendio

Con la llegada al mercado cada vez mayor de coches eléctricos y su compra por parte de los consumidores, han surgido diversas incógnitas con respecto a la seguridad y los riesgos que se corren al utilizar este innovador medio de transporte.

Las inquietudes existentes se han multiplicado desde la aparición de videos e imágenes donde se puede apreciar a estos vehículos, impulsados por baterías, prenderse en llamas e incendiarse por completo a raíz de un accidente o avería.

Cabe destacar que existen un conjunto de regulaciones que todos los coches deben cumplir para así garantizar la seguridad integral de los pasajeros. Estas normativas son aplicadas sin discriminar entre todos los tipos de propulsión de los vehículos: gasolina, diesel, gas o energía eléctrica.

En consonancia con las normativas, los coches eléctricos poseen un sistema de seguridad diseñado para interrumpir del flujo de corriente al ser detectada una falla en el sistema. Esto quiere decir que al producirse un accidente de tránsito, la batería automáticamente se desconecta totalmente y así aislar la electricidad del resto del coche.

Situación de avería

El peligro eléctrico es prácticamente nulo en caso de una avería, ya que los fabricantes estos coches cumplen con las regulaciones de seguridad impuestas por la ley.

Sin embargo, aunque pueden recibir asistencia por particulares, es recomendado que por medidas de seguridad, las fallas en los componentes de alto voltaje sean atendidas por personas capacitadas para este trabajo.

Además, se sugiere mantenerse alejado de los cables de color naranja y/o rojo.

Coche marca Honda incendiado (peritosdeaccidentes).

En un accidente, como ya se destacó, el flujo de energía eléctrica se detiene, lo cual permite atender ligeramente el coche. A pesar de esto, existe la posibilidad de que el percance ocurrido al vehículo genere daños en los mecanismos de protección de la batería.

En el peor escenario se puede producir una fuga termina en la unidad de almacenamiento de energía, que devenga en el incendio de la misma. Esta situación es muy complicada debido a la dificultad al momento de extinguir el fuego.

Es por ello que los fabricantes de los coches eléctricos se han enfocado cada vez más en proteger y evitar la deformación de las baterías durante un accidente y así prevenir en incendio del vehículo.

Botón volver arriba