Non classé

Recomendaciones para reducir el calor en tu coche

Aún con modernos y cada vez más eficientes sistemas de aire acondicionado y climatización en nuestros coches,  hay algo que estos no pueden evitar. Y  es el calor de tipo horno que se acumula dentro de la cabina, sobretodo durante el verano. A veces ni siquiera es nuestra culpa, ya que muchas veces lo dejamos bajo una sombra, pero al moverse con el paso de las horas, el coche queda expuesto al sol abrasador. Reducir el calor de su interior es un desafío que todo conductor enfrenta constantemente.

¿Cómo podemos reducir el calor de nuestro coche de forma sencilla?

Imagen de: Hyundai

No obstante, sí que hay algunos trucos de la vieja escuela que nos pueden ayudar a combatir esta desagradable situación. Y para nuestra fortuna, Hyundai se ha encargado de impartir algunos consejos con Hyundai Helpers. Esta es una serie de 8 capítulos disponible online en la que algunas divertidas mascotas explican ingeniosamente cómo combatir este problema. Desde mantenimiento a nivel básico, preparación para viajes de carretera y cómo organizar nuestro coche, aprendemos cómo reducir la temperatura de la cabina con nuestros amigos peludos.

Pasos para proteger tu coche de los rayos del sol

Imagen de: Foreign Affairs Auto

Aunque pueda parecer obvio, lo primero que nos recomiendan es tapar nuestro parabrisas con un parasol. Este simple pero útil método, nos permite poner una barrera directamente entre el sol y la parte interior de nuestro vehículo.  Y lo mejor de todo es que, de esta manera, cuidamos que los plásticos de la cabina no se dañen o deterioren por el sol.

Aunque el segundo consejo es menos popular, o al menos no lo utiliza tanta gente, es igualmente efectivo. Consisiste en colocar una manta en el asiento o los asientos delanteros del coche. Así cómo el parasol bloquea la luz directa del sol, la manta tiene el mismo efecto, por lo que conserva muy bien el material de los asientos. Bastará con quitar sencillamente la manta al momento de conducir y así mantendremos el coche en mejores condiciones, por más tiempo.

Tal y cómo ya mencionamos, es evidente que uno de los mayores problemas al encontrarnos con el coche en estas condiciones, es la temperatura del volante. El mismo se vuelve un aro de fuego que difícilmente podemos tocar sin quemar nuestras manos. Sin embargo, hay una solución ingeniosa para esta problema.

Es sencillo: antes de bajarte del vehículo después de haberlo estacionado, gira el volante hasta 180 grados. La parte superior del mismo quedará hacia abajo, y el sol no la tocará, por lo que se te hará mucho más fácil manipularlo cuando regreses. Es evidente que la parte superior del volante es la que más manipulamos al conducir, y al proteger la misma de los rayos del sol, estará a una temperatura más que manejable al regresar al coche. Y no solo esto, sino que también, girando los neumáticos hacia el bordillo, dificultas que el coche pueda moverse en el caso poco probable de que el freno de estacionamiento falle.

Y cómo última pero no menos importante, le damos cabida a una solución algo más tecnológica y moderna: Alexa. El asistente virtual de la empresa Amazon tiene muchas funciones más que útiles. Hyundai tiene varios vehículos que lo incorporan con sistema Blue Link.

Una solución moderna y eficiente

Imagen de: Amazon

Sin embargo hay muchos otros vehículos que ofrecen este tipo de tecnología hoy en día. Con la misma, puedes dar órdenes al coche remotamente, y de esta manera, puedes encender el aire acondicionado y reducir el calor del coche. Así, si lo ordenas unos minutos antes de regresar a tu coche, lo encontrarás fresco y en condiciones óptimas para conducir cómodamente.

Botón volver arriba