ComparacionesEstilo de vida

¿Quién produce más CO2 el coche eléctrico o el de combustible fósil?

La industria automovilística se enfreta al dilema de ¿qué tanto contamina?

La pregunta que se hacen los ambientalistas y expertos en el área como el Instituto Sueco de Investigación de Medio Ambiente (ISIMA); quienes han intentado responder por medio de varios estudios ¿quién produce más dióxido de carbono CO2 entre estas dos tecnologías?

La respuesta que dan los especialistas, como la Consultora Bernstein, que se han dedicado a realizar un comparativo de las emisiones de dióxido de carbono CO2 que se producen en en la fabricación y consumo de dos vehículos icónicos de la industria automotriz.

coche verde libre de CO2
Coche eléctrico verde (Autopista)

¿Qué nos dicen los investigadores sobre este tema?

Estos son los controvertidos números que arrojó el estudio

BMW serie 3 320i emite a la atmósfera un total de 22.8 toneladas de dióxido de carbono CO2 divididos así:
20 toneladas por combustión de gasolina
2.2 toneladas producción de la energía que lo mueve
0.6 toneladas que se emite durante su fabricación

Tesla Model 3 eléctrico emite a la atmósfera un total de 27.1 toneladas de dióxido de carbono CO2 divididos así:
5.2 toneladas por producción de las pilas
21.3 toneladas producción de la energía que lo mueve
0.6 toneladas que se emite durante su fabricación

Resultados

El resultado que arroja la investigación a simple vista apunta a la contaminación que produce la elaboración y el voltaje de las pilas para los coches eléctricos; la tecnología que se usa para la fabricación de este importante insumo para los eléctricos es comparada de diversas maneras, por ejemplo las baterías para un coche Nissan Leaf de 30Kwh provocan 5.3 toneladas de dióxido de carbono CO2, mientras que las del Tesla Model S de 100 Kwh producirán 17.5 toneladas de contaminantes.

coche eléctrico solución para la contaminación de CO2
Coche eléctrico solución para la contaminación de CO2 (libremercado)

El punto más álgido sobre este tema se presenta cuando otro estudio afirma que para medir la contaminación que produce un coche eléctrico también se debe medir de dónde proviene la electricidad para moverlo, si es del agua que es una energía totalmente renovable o de la producción nuclear de la electricidad.

La información que se ha vendido al mundo es que el coche eléctrico no es contaminante, ya que no produce CO2 al ser utilizado, ello ha generado un incremento en las ventas de estos coches, ayudado por las políticas medioambientales que restringen la generación de CO2.

También prende las alarmas sobre este tema la Asociación Automovilística Australiana, que ha declarado que un híbrido eléctrico puede llegar a consumir hasta un 166% más de lo que anuncia.

Botón volver arriba