EléctricosNovedades

Prohibir los coches silenciosos tiene sus contradicciones

Los autos eléctricos deben hacer ruido mientras los transeúntes se aíslan con auriculares

A los coches eléctricos se les incorporó sonido para poder transitar con más tranquilidad. Desde este mes de julio, una ley en España exige que los autos nuevos tienen la obligación de hacer ruido.

Cuando circulen a menos de 20 km/h no podrán ya ser silenciosos. De esta manera, esperan evitar atropellos a las personas, quienes por medio del ruido, escucharan el peligro cercano. Sin duda, esta medida beneficiará mucho a las personas con discapacidad visual, quienes pedían desde hace tiempo esta acción, por su seguridad.

Ya casi un siglo desde 1929, cuando los ciudadanos de Nueva York, considerada la ciudad más ruidosa del mundo, se quejaban del sonido que producían los autos. Estos coches se fueron incorporando a aquello que en el siglo XX ya se conocía como progreso, según historiadores como David Hendy.

Por muchos motivos, aunque ya se inventó la manera de prescindir del ruido, no estamos aún preparados para vivir sin éste. Por lo menos no en estos momentos.

Imagen: motorpasion. com

Los coches no podrán ser silenciosos cuando circulen a menos de 20 km/h para evitar atropellos y ayudar a los invidentes

Tanto la falta de ruido como la falta de atención constituyen un riesgo para los transeúntes. En estos últimos años se incorporan los ‘smartphones’ y los ‘peatones zombies’ como factores que inciden en el incremento de accidentes. Según un estudio estadounidense, la muerte de transeúntes se incrementó en un 35% en este último año.

Resulta contradictorio que los autos eléctricos tengan que hacer ruido por seguridad y protección de los transeúntes, mientras se estima que las mega ventas tecnológicas de los próximos años sean auriculares con cancelación de sonido ambiente.

Esto se traduce en que, se le exige a las comunidades el cumplimiento de medidas de seguridad, mientras nosotros nos aislamos cada vez más de ellas.

Pronto habrá gente escuchando el silencio producido por unos auriculares con la intención de no oír el ruido molesto del tráfico, creado artificialmente por los autos. Aún así habrá personas que aún le echen la culpa a la tecnología.

Botón volver arriba