CochesEléctricosHíbridosNovedades

Nuevas tecnologías protegen a los usuarios de coches eléctricos ante riesgos en accidentes

Como parte de los protocolos de seguridad se trabaja en un sistema que evita descargas eléctricas

Uno de los peores escenarios de un accidente de coches eléctricos es la posibilidad de recibir una descarga eléctrica mortal o generar un incendio.

Por la novedad de esta tecnología coches en las carreteras es verosímil que ni el conductor ni los rescatistas puedan tener claro el panorama a la hora de tratar el coche eléctrico averiado.

Como parte de los protocolos de seguridad Bosch trabaja en un sistema que evita descargas eléctricas.

La importancia de este dispositivo radica en que por la rapidez de su tiempo de desconexión eléctrica del coche (caranddriver)

La tecnología que utilizará Bosch, estará soportada en un microchip y su función será desactivar los circuitos eléctricos del coche en una fracción de segundo.

La importancia de este dispositivo radica en que por la rapidez de su tiempo de desconexión eléctrica del coche le permitirá a los equipos de rescate trabajar sin ningún riesgo.

La dirección ejecutiva de la empresa Bosch, ha declarado que este nuevo dispositivo de seguridad brinda una prestación de seguridad vital en los coches híbridos y eléctricos.

Por su parte para las autoridades de protección, este dispositivo representa un avance y son “absolutamente esenciales” para el cumplimiento de los objetivos y protocolos de seguridad para el rescate de posibles víctimas de accidentes.

Los semiconductores con interruptores de seguridad pirotécnicos denominados pirofusibles iniciarán el proceso (caranddriver)

¿A qué tipo de riesgo se enfrenta un coche eléctrico en aun accidente?

El diseño mismo del coche permite la posibilidad de que en caso de accidente la combinación de la carrocería metálica y el roce de los cables dañados sea una combinación fatal ya que la descarga de la batería sería de unos 400 a 800 voltios.

¿Cómo actúa el microchip de Bosch?

Será un semiconductor con interruptores de seguridad pirotécnicos denominados pirofusibles, estos serán capaces de cortar la energía de la batería mediante microcargas explosivas.

El sensor del airbag será el encargado de iniciar el proceso, si detecta un impacto. Al activarse los dispositivos activarán inmediatamente los interruptores pirotécnicos. Pequeñas explosiones desconectarán el cable de alta tensión entre la batería y la computadora del coche.

Botón volver arriba