CochesEstilo de vidaPrototipos

Nucleon: el coche atómico Ford que estuvo a punto de ser realidad en la era nuclear

Ford decide tomar la premisa detrás de la propulsión nuclear y adaptarla para el uso en carretera

El auge de los modelos de coches futuristas en la década del 50 del siglo pasado, invitó a la empresa automotriz Ford, al diseño de un concepto de coche nuclear: el Nucleon.

La era nuclear que mostró su peor cara a finales de la segunda guerra mundial, con el lanzamiento de dos bombas atómicas sobre dos ciudades japonesas, se hizo parte de la industria.

En 1945 el presidente de EE.UU, Eisenhower, en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, centro el tema en la tecnología nuclear y la sociedad, pieza de oratoria conocida luego como: “Átomos para la paz”.

Uno de los diseños del exterior del prototipo Ford Nucleon (Marcianos)

El presidente de los EE.UU. habló sobre la necesidad de monitorear la carrera armamentista, amenaza para la humanidad. Se crea la Administración Internacional de Energía Atómica, la AIEA.

En otro orden de ideas el presidente Eisenhower, propuso la búsqueda de usos pacíficos para esta industria nuclear .

El proyecto de creación de reactores mundiales en diversos países del mundo llevo a la primera potencia mundial a Iran, la India, Corea del Norte.

Ford se embarca en el proyecto nuclear

La empresa automotriz decide tomar la premisa detrás de la propulsión nuclear como se usa en submarinos y portaaviones y adaptarla para uso en carretera.

En la mesa de diseño de Ford (Gizmodo)

Para el momento se pensaba que un coche con un motor de reacción nuclear les permitiría una autonomía de uso de energía por una gran parte de la vida útil del coche.

¿Cómo funcionaría este coche?

Del mismo modo que un submarino nuclear, el reactor nuclear alimentaría dos turbinas de vapor. La primera manejaría las ruedas directamente, la otra manejaría un generador eléctrico para alimentar las luces, el control climático y otras características.

Los ingenieros de Ford realizaron varios modelos, sin embargo el coche nunca fue a la línea de producción, pues con todas las previsiones que se intentó tomar, la seguridad nunca fue su fuerte.

1962 Seattle (Forococheselectricos)

Diseño

  • Carga del tren motriz tensando el eje trasero
  • Eje delantero con mucha holgura.
  • El habitáculo del Nucleon era solo un componente del estilo era atómica.
  • Gran parabrisas
  • La carcasa del reactor cromado fue una combinación para lo que GM mostraba en sus Motoramas anuales
  • Las versiones del automóvil se mostraron con una especie de aletas altas hacia atrás y sin ellas.

El peligro de radiación para el cliente y la empresa fue mayor que la búsqueda de un coche con una energía alterna al combustible fósil.

Botón volver arriba