AutónomosCochesNovedades

Modos de conducción más comunes, aprende cuándo utilizarlos

Los avances tecnológicos nos ofrecen nuevas opciones que es importante conocer y aprovechar en nuestro beneficio

Poco a poco se han desarrollado importantes cambios en el ámbito automotor. Sin darnos cuenta, el coche común de toda la vida ha pasado a ser un verdadero ejemplo de innovación y desarrollo tecnológico.

Cada vez más los aspectos que se involucran en el proceso de conducción de un vehículo se ven influenciados, controlados y regulados por métodos electrónicos que pueden llegar a evitar accidentes de tránsito. Este incipiente avance de la tecnología automotriz forma la base para la futura conducción autónoma, donde todos los coches se encuentren interconectados.

Los cambios no se detienen, ni se detendrán, y es posible imaginar el día en que los automóviles no necesiten contar con un chofer que los conduzca  y se puedan dirigir por su cuenta a la ciudad a hacer un recado o ir al taller del mecánico para recibir una revisión periódica.

Modo de conducción

Como anteriormente ya mencionamos, la tecnología se ha apoderado por completo de la mecánica automotriz. Sin embargo son muy pocos los usuarios que realmente conocen las ventajas de tener un coche último modelo.

Existen tres modos de conducción que son comunes: ECO, Normal y Sport. De igual manera el número de modos de conducción es una cantidad que solo el modelo de coche determinará. Estos pueden llegar  a determinar cambios considerables en la manera de funcionar el motor, la caja de cambios o incluso la dirección.

Modos de conducción de un Renault Talisman (motorgiga.com)

¿Cómo se deben usar?

El saber que los modos de conducción existen y se encuentran allí es el primer paso, pero no es suficiente. Debemos conocer la manera de usarlos y así explotar sus potencialidades para un mayor confort al conducir nuestro vehículo.

Modo ECO: Este modo empobrece la  respuesta del motor con el objetivo de ahorrar combustible, y en algunos casos, limita la velocidad máxima del coche.

Modo Normal: Busca conjugar el consumo de energía por parte del vehículo sin dejar de responder adecuadamente. Es ideal para un viaje por autopista.

Modo Sport: Ofrece una rápida respuesta en lo que a potencia se refiere. Todos los sistemas de adaptan de manera eficaz para poder garantizar el mayor impulso disponible.

Botón volver arriba