MotoGP

Marc Márquez estuvo implacable en Aragón y quedó a un paso del título

Marc Márquez consiguió lo que todos esperaban desde el viernes pasado, una sólida y contundente victoria en el Gran Premio de Aragón, y así fue.

El español conquistó la pole position el sábado con autoridad, lo que dejaba entrever que subirse a lo más alto del podio el domingo era cuestión de trámite.

Marc Márquez estuvo sólido desde la primera sesión de ensayos libres, dejando la mesa servida para que levante su corona mundial número ocho dentro de dos semanas en Tailandia, siempre y cuando sume dos o más puntos ante el italiano Andrea Dovizioso.

Marc Márquez durante el Gran Premio de Aragón (LAT Images)

El piloto de Ducati fue de menos a más superando una salida difícil en la que ha remontado poco a poco hasta llegar a puestos de podio. A tres vueltas del final, la impresionante velocidad de su moto permitió que adelantase a Maverick Viñales, y a Jack Miller en el último giro.

El también español Alex Espargaró llegó séptimo, ampliando su ventaja a 13 segundos sobre una de las leyendas vivientes de Moto GP, Valentino Rossi.

Con respecto al triunfo de Marc Márquez, el español ha dejado claro a la prensa que “pareció fácil, pero no lo fue”.

“Parece fácil, pero no lo ha sido, hemos tenido que trabajar mucho”. “hoy estaba convencido de la estrategia. Ya he salido del box con buenas sensaciones”. “En el momento de conseguir esos cuatro segundos de diferencia he decidido quedarme ahí y no arriesgar de más”. Pero al mismo tiempo apuntó que “sabía que Maverick iba a ser rápido durante una parte de la carrera, ha recortado un poco la diferencia pero he apretado para mantener nuevamente esa distancia estable”.

El español celebrando su triunfo (AFP)

Para finalizar, Marc Márquez ha respondido con total tranquilidad, sin dejarse llevar por emociones, cuando le preguntaron por su posible octava corona mundial dentro de dos semanas, en Tailandia. “Sabemos que Dovizioso nunca se rinde”.

Botón volver arriba