Deportivos

Luz verde para el nuevo Supra

Nació con el BMW Z4, pero los técnicos japoneses pudieron darle su propia identidad. ¿Cómo? Lo descubrimos viajando con ella por la pista, en la histórica planta de Jarama.

Él lo quería así y así lo hicieron. Es la ventaja de tener al jefe, el que paga, invierte y decide, puede ponerse un mono y un casco y convertirse en un conductor principal. Uno que de máquinas sabe y entiende, probándolos en la pista antes de dar luz verde a la producción. Y, básicamente, este es el principio de toda controversia, es decir, si Toyota con el nuevo GR Supra había exagerado para compartir el proyecto con el BMW Z4.

Imagen relacionada

Buscado de nuevo.

Decidió Akio Toyoda, mr. Toyota en persona. Y si eligió este tipo de leyenda para “su” Supra, el que había destetado en la pista de Nürburgring cuando era joven, tiene sus razones válidas.

Des de que la leyenda ha vuelto a la pista, en su imagen y semejanza, extrema, dos asientos secos, distancia entre ejes muy corta, vías anchas, motor delantero y tracción trasera y, sobre todo, obviamente diferente del BMW Z4 con el que comparte el proyecto básico. La plataforma, además del motor de 6 cilindros en línea de 3 litros, 340 CV y 500 Nm.

Se puede decir que está satisfecho. Sí, porque a los japoneses, a los que hacen vehículos les podemos decir todo. Pero no es que se copien. El motor literalmente lo visualizó, y luego acumularon tal cantidad de datos comparándolo en Nürburgring con el Porsche Cayenne adquirido para esta tarea. Hasta el punto de que la S de la marca Supra tiene la misma forma que una curva de Nürb, el “Wehrseifen”, uno de los más temidos.

Botón volver arriba