AutónomosEstilo de vidaNovedades

Los coches autónomos deben estar provistos de personalidad

Este es el siglo XXI, el transporte está cambiando y ahora la ciencia está explorando cómo los humanos pueden llevarse mejor con los robots, incluidos los autos sin conductor

Investigación realizada por la Universidad de Michigan, determinó que las personas son más afines a los coches autónomos si perciben en ellos algunos rasgos propios de los humanos como la amabilidad, conciencia y estabilidad emocional.

Esta investigación tiene como objetivo determinar la empatía entre los humanos y los coches autónomos, para a su vez determinar la compatibilidad entre este producto y su probabilidad de venta en el mercado.

El estudio tuvo como base trabajos realizados por científicos sociales según los cuales se determina que los seres humanos necesitan relacionarse entre si según ciertos rasgos de personalidad que son, a saber cinco: la amabilidad, la conciencia, la estabilidad emocional la extroversión y la apertura a la experiencia.

(CBT Automotive Network)

A los fines de determinar como deben diseñarse las características de los robots que nos acompañarán a partir de este siglo de avances tecnológicos.

Los coches autónomos son coches robots por ello fueron incluidos en este estudio, por ello este trabajo debe dar a la industria los datos y las posibilidades para que los consumidores se adapten a la nueva tecnología de los autónomos.

Con 443 participantes de una edad promedio de 42.7 años, se realizó un estudio de personalidad de cada uno de ellos, luego se les introdujo en un juego interactivo de inmersión donde un coche sin conductor los transportaba, los coches fueron programados para que reaccionaran con estilos de personalidad desde el normal hasta el agresivo.

(Harvard Business Review)

Los resultados

  • La base del resultado se tomó con tres variables: amabilidad, conciencia y estabilidad emocional.
  • La seguridad del jugador (pasajero) sube si el coche posee uno de los rasgos de las variables de manera ideal.
  • La variable dependiente: la seguridad fue calificada y los jugadores (pasajeros) reportaron puntajes entre 8.9% y 13.8% más alto si el coche autónomo poseía uno de los rasgos de personalidad.
  • Los conductores se sintieron menos seguros cuando el coche no exhibía algunos de estos rasgos.

La percepción del humano sobre el coche autónomo estará determinada por el factor seguridad y este depende de que la gente se sienta cómoda con el robot que le acompaña y que le conduce su coche.

Botón volver arriba