CochesNovedades

La UE se compromete con la seguridad vial

Por los momentos la implementación del sistema AVI es obligatoria, más su uso por parte del conductor no lo será

La Unión Europea da un paso adelante en lo que a seguridad automovilística se refiere al legalizar el proyecto que permite ajustar la velocidad de los coches a los límites establecidos por las direcciones de tránsito terrestre del continente. Esta decisión del Parlamento significa un gran avance con respecto a una situación que deja miles de víctimas mortales por exceso de velocidad.

El Parlamento Europeo, antes de culminar su periodo de gestión, aprobó de manera permanente la resolución que contempla la implementación de un paquete conformado por diez sistemas de seguridad en los nuevos coches modelos furgonetas o de turismo que sean comercializados a partir del año 2022.

Uno de esos diez sistemas que será implantado de manera obligatoria es el Asistente de Velocidad Inteligente (AVI) que permitirá adaptar la rapidez del vehículo al reconocer los límites de velocidad en cada tramo vial que sea recorrido por el conductor.

Aunque no se hayan producido grandes polémicas más allá del aparato institucional europeo, diversos sectores del mundo automotor se han pronunciado en contra de la medida aprobada. En este sentido, se han generado presiones en contra de la resolución por parte de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA).

Algunos coches en circulación ya poseen sistemas de control de velocidad (ABC)

El proyecto de ley tuvo sus detractores

Estas presiones obligaron a sectores de la sociedad civil a enviar en el año 2018 un escrito los miembros de los Comités del Parlamento Europeo sobre Mercado Interior y Protección del Consumidor (IMCO) y Transporte (TRAN), donde se solicitó la rápida aprobación de las nuevas medidas de seguridad automovilística.

Se podría decir que las negociaciones se inclinaron a favor de los fabricantes europeos ya que, aunque la instalación del sistema es de carácter legal y obligatorio, el reglamento permitirá al conductor “desconectar” o apagar el Asistente de Velocidad.  

Sin embargo, se prevé que en el futuro, después de un periodo en que los conductores conozcan y aprecien las bondades del asistente, se apruebe la obligatoriedad de utilizar permanentemente el sistema.

Botón volver arriba