CochesEstilo de vida

La tecnología ‘mild-hybrid’ reduce las emisiones de CO2

Uno de los grandes dilemas del mercado automovilístico en España es la reducción del CO2. Por lo que las empresas ya tienen pensado aplicar una hibridación suave, en caso contrario deberán pagar una fuerte multa

Se han escuchado ciertos rumores que dicen que la tecnología llamada mild-hybrid, es solo un engaño para evadir las posibles multas. Aseguran que se creó con el objetivo de conseguir la etiqueta ECO en sus productos.

Lo cierto es que esta tecnología se convirtió en una solución rápida para tener la etiqueta. La Dirección General de Tráfico (DGT) se dio a la tarea de conceder el sello ECO a gran cantidad de coches que ya poseen esta tecnología.

A partir del 2020, los fabricantes de autos se van a enfrentar a grandes multas debido a las emisiones de CO2. Es por esto que usan cualquier sistema tecnológico que pueda bajar las emisiones.

La mayoría de los fabricantes coreanos o alemanes, buscaron una tecnología que engañe a las autoridades de España. La iniciativa surge por el interés de algunos en reducir a toda costa estas emisiones, evaluándose todas las opciones como las de gas natural comprimido, los de sistema GLP, eléctricos, híbridos enchufables, entre otros.

Es en este renglón donde toma posición la tecnología mild-hybrid, que de ninguna manera tiene la intención de engañar las autoridades de España, ni a los clientes, solo quiere bajar la cantidad de emisiones de CO2 al medio ambiente.

Más emisiones de CO2

Lo cierto es que el mercado europeo se encuentra hasta el límite en cuanto a las ventas de vehículos que emiten gran cantidad de C02. Este detalle impulsa a las autoridades del país a obligar a las grandes compañías a crear nuevas alternativa como lo mencionado anteriormente. Es decir, reducir la emisión del CO2, si o si.

Además, la Unión Europea ha cambiado la manera de cómo medir las emisiones de CO2, lo que antes al parecer emitía 100 gramos/Km ahora emite 110 y hasta 120 gramos/Km.

El objetivo principal ahora debería ser la descarbonización de la comunidad europea, impulsando las nuevas tecnologías que apoyan este proceso; como el gas natural, vehículos híbridos o eléctricos, así como también la mild-hybrid.

Botón volver arriba