CompeticiónMotoGP

La pericia de Márquez al quedar sin gasolina en Motegi le permitió el triunfo

Márquez demostró que su corona como campeón GP se la ha ganado por su pericia y excelente trabajo.

La final del GP de Japón, fue una carrera normal para Márquez hasta que en las 2 últimas vueltas se prendió su alarma de combustible.

La carrera comenzó con el ritmo propio de estas lides, Quartararo perdió la punta de manos de Márquez que no la soltó hasta lograr la meta.

Con esta victoria Márquez logra su 10° victoria 2019 y la 54° en su historial MotoGP.

(Motoresport)

Todo fue muy a lo Márquez, hasta que su Honda RC213V, le marcó la luz de falta de gasolina.

La estrategia

  • Lo primero ralentizar su máquina.

“Quedaba una vuelta y media cuando se encendió la luz de advertencia de la gasolina. En ese momento logré hacer una vuelta limpia, sin fallar, y conseguí llegar al final. Pero estaba realmente al límite. De hecho, después de cruzar la meta, la moto se me apagó tras seis o siete curvas”

Refirió Márquez
(Motorsport)

Afortunadamente para el campeón cuando se enciende la alarma queda combustible para dos vueltas, y la práctica le dio la pericia para ralentizar y llegar sin problemas a la meta.

De haber sido antes, comento el piloto de Honda, la estrategia hubiera sido la de utilizar la estela de aire de Quartararo para ahorrar su combustible.

Como vemos la vida en el deporte no es solo la carrera en sí sino el conocimiento de tu equipo, la máquina y el circuito.

Botón volver arriba