CompeticiónDakar

Histórica y legendaria competencia de Dakar

Su primera edición partió cerca de la Torre Eiffel el 26 de diciembre de 1978 y finalizó en las playas de la capital de Senegal

Esta semana el mundo de los deportes de motor se adentra en Dakar para recorrer con los pilotos la legendaria carrera en 2020.

Dakar 2020, salió desde Jeddah, Arabia Saudita, país que por primera vez es anfitrión de esta justa de resistencia, en esta primera etapa contra el reloj de 319 kilómetros solo los mejores pilotos lograrán llegar a salvo y cruzar la meta, ya que en sus 41 años esta competencia ha cobrado la vida a más de 60 personas entre las que se incluye la de su creador, el francés Thierry Sabine.

(libertad Digital)

¿Cómo y quién crea la dura prueba de Dakar?

Esta prueba de resistencia nace de la voluntad de Thierry Sabine, el piloto que conocía muy bien los rudos trayectos de los Rally que se realizaban en el continente negro.

Es en una de sus aventuras deportivas en dicho continente, específicamente en el Rally Abiyán – Niza, que tras la ruda experiencia de perderse en el desierto y ver de cerca la muerte decide crear la más dura de las competencias de resistencia jamás conocida y que hoy se reconoce como la prueba más fuerte en los deportes del motor.

(Columnazero)

La primera competencia de Dakar sale de París el 26 de diciembre de 1978 y llega a Senegal 16 días después y más de diez mil kilómetros de distancia. En esta primera experiencia salen noventa motos, ochenta coches y doce camiones, solo 74 de estos coches llegaron a la meta.

La Historia

El piloto francés Thierry Sabine en 1977 se perdió en el desierto africano mientras corría el Rally Abiyán-Niza, cuyo trazado delineaba la ruta entre el sur de Costa de Marfil, en África, y la Costa Azul francesa.

(Trail Riders)

Decribe Sabine en su autobiografía que encontrandose sin gasolina para su Yamaha XT500 se perdió en el desierto Teneré, en Níger. Sin agua ni comida y con un sol inclemente, Sabine se prometió que si salía vivo de esta prueba se encargaría de organizar una competencia de altas exigencias deportivas con una buena dosis de aventura.

Las memorias de este piloto se pueden leer en el texto biográfico París-Argel-Dakar.

“Me doy cuenta de que mi situación es incómoda, difícil. Dos días después no tengo ni brújula ni reloj, que se estropearon en una caída mientras trataba de hallar la ruta perdida. Son ya dos días y dos noches que estoy perdido en el desierto, bajo un sol que comienza a hacerme perder la razón. La total ausencia de sombra es una sensación opresora, que engendra un sentimiento parecido al de la claustrofobia. Entonces decido alejarme de mi moto. En calcetines y succionando las piedras para provocarme saliva, comprendo que mi vida vale cada vez menos. Y es entonces cuando prometo que si salgo con vida de esta experiencia barreré cuanto de superficial contenga mi existencia”.

Biografía de Thierry Sabine París-Argel-Dakar

Tras una operación de búsqueda la organización de la carrera encontró a Sabine, quien había armado una cruz con piedras en el suelo para que desde el aire la pudieran ver los rescatistas.

“El desierto me marcó profundamente y desarrolló en mí un instinto y una sensibilidad muy particulares. Y, sobre todo, unos deseos insuperables de volver. Pero, desde luego, ¡jamás volveré solo!”.

Biografía de Thierry Sabine París-Argel-Dakar

Un año más tarde Thierry Sabine quien conocía muy bien África y realizaba labores humanitarias pues tenía mucho contacto con los pobladores del trazado, regresa al viejo continente y se encarga de la dirección y logística de la prueba.

El piloto además de dirigir la organización de la carrera, se dedicaba a rescatar pilotos en el desierto a bordo de un helicóptero y es precisamente en una operación de rescate, el 14 de enero de 1986, cuando se dirigía a recoger a unos pilotos que habían abandonado la prueba, que su aeronave se estrelló en la zona de Gourma-Rharous, en Mali.

Botón volver arriba