CompeticiónFórmula1

Hakkinen: Ferrari puso en riesgo la vida de Leclerc

La escudería Ferrari puso en riesgo a Charles Leclerc al no detenerlo en los pits

El piloto veterano finlandés, Mika Hakkinen, informó que la escudería Ferrari puso en riesgo a Charles Leclerc al no detenerlo en los pits cuando llegó con el alerón delantero deteriorado, recordando que en el año 1994 le ocurrió un accidente fatal a Roland Ratzenberger por una situación similar.

Mika Hakkinen (latercera)

En el momento que Leclerc se fue de ancho en la curva número dos al inicio del GP de Japón el domingo pasado, y golpeó al piloto Verstappen, llevándolo a realizar un trompo, causó un daño grave en su alerón delantero.

El piloto de Mónaco siguió en carrera y se mantuvo en el puesto número tres a buen ritmo, seguido por Hamilton, y el alerón tocando el suelo mientras se rompía poco a poco, hasta el punto de llegar a golpear el monoplaza del británico Hamilton, dañándole uno de los espejos.

Después, pero solo por indicaciones de la Formula 1, Chales Leclerc, tuvo que dirigirse a los pits a reemplazar el alerón dañado, aunque de igual forma al finalizar la carrera fue sancionado por golpear a Verstappen y por no detenerse en los pits al momento del incidente, quedando de 7º lugar en la clasificación final.

Hakkinen fue muy concreto al opinar que el corredor de Ferrari debió detenerse en el momento que le pasó el incidente “porque no tiene sentido correr con un alerón dañado que se está arrastrando por el suelo. Compromete tu rendimiento, daña los neumáticos y se convierte en un peligro para uno mismo o para los demás”, esto lo escribió en su columna dentro del Unibet.

El dos veces campeón mundial de F1, recordó que en el Gran Premio de San Marino de 1994, el piloto austriaco, Roland Ratzenberger, tuvo un accidente donde perdió la vida por motivos de un alerón roto en su monoplaza.

Charles Leclerc (cnn)

“Siempre hay que evitar sufrir una rotura del alerón a gran velocidad. Recuerden, que fue un alerón delantero dañado el que falló, causando el fatal accidente de Roland Ratzenberger en San Marino (1994)”, dijo.

“Creo que en el medio del suceso intervino el factor de la suerte, cuando el endplate del alerón delantero de Leclerc al final se salió, solo dañó de manera mínima el monoplaza de Hamilton, destruyendo su espejo derecho. El accidente pudo ser mucho peor. Una vez más se nos recordó por qué el concepto Halo ha sido una iniciativa de seguridad tan importante”.

Aunque muchos sabemos que la decisión de continuar en carrera fue de Leclerc, Mika Hakkinen, opina que fue responsabilidad de la escudería no sacarlo de la pista.

“Personalmente no culpo a Charles por tratar de continuar. Dijo que el auto no se sentía tan mal y, de todas formas, no podía ver el alerón delantero desde el interior del cockpit. Sin embargo, Ferrari podía verlo, y no es de extrañar que la FIA impusiera una penalización después de la carrera”, terminó de informar.

Botón volver arriba