Novedades

Ford estrena tecnologia antirrobo

El gigante anglosajón ha ideado una solución para contrarrestar a los hackers informáticos que intentan apoderarse del automóvil mediante la clonación de la señal inalámbrica en la que actúan las teclas: el control remoto que “se queda dormido”.

En los últimos años, la tecnología ha permitido la invención del sistema que le permite manejar su automóvil sin usar la llave directamente, y se han usado varios nombres para describirlo: Smart Key, Advanced Key, Genius entry, Keyless System.

Una innovación tecnológica que funciona a través de un generador de ondas de radio de baja frecuencia y un receptor combinado con el automóvil, que permite el reconocimiento del propietario cuando se acerca al automóvil.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que el sistema se ha vuelto vulnerable durante algún tiempo: los piratas informáticos, por ejemplo, pueden usar la frecuencia “clave” o clonar la señal inalámbrica para que puedan abrir el automóvil y robarlo. En algunos casos, incluso es posible clonar el control remoto directamente. Pero Ford pensó en cómo resolver el problema.

La Casa Dearborn, de hecho, inventó el control remoto “que se queda dormido”: en la práctica, se apaga por completo una vez que permanece sin uso durante 40 segundos. Además, se “despierta” solo si está a dos metros de la máquina a la que está conectada. Por lo tanto, el sistema debería desalentar a los delincuentes que intenten rastrear la señal.

Con esta innovación, Ford planea probar el control remoto en el Reino Unido, con el nuevo Fiesta y Focus. Pero también es posible obtenerlo en un concesionario: por no menos de 85-95 dólares.

Botón volver arriba