CochesMarcas

Fiat acusa a Francia del fracaso de su fusión con Renault

Los funcionarios franceses sugirieron que el acuerdo se estaba apresurando y que se necesitaba más tiempo para ganar al socio de la alianza entre Renault y Nissan Motor Co

Fiat Chrysler Automobiles NV y el Gobierno francés se culparon mutuamente por un negocio cancelado recientemente. Hablamos del repentino colapso de las conversaciones para combinar los fabricantes de automóviles Fiat y Renault SA. Incluso cuando ambas partes intentaron mantener la puerta abierta a un posible acuerdo.

Razones del rompimiento del trato

Imagen: El País

La inesperada retirada de su oferta por parte de Fiat se produjo después de una reunión de la junta directiva de Renault. La junta de una hora de duración terminó el miércoles por la noche sin una decisión sobre el plan para crear el tercer mayor fabricante de automóviles del mundo. Fiat culpó directamente al estado francés, el mayor accionista de Renault. Lo acusa de hundir el acuerdo con una repentina solicitud para posponer las deliberaciones de la junta.

Imagen: El Norte de Castilla

Tanto Fiat como el Gobierno de Francia ofrecieron la posibilidad de que el acuerdo volviera. Por otro lado, un funcionario francés subrayó que la administración “no cerró ninguna puerta”. Dicho esto, señalar con el dedo después de su colapso hizo que sea más difícil para ambos lados ceder terreno.

Los funcionarios franceses sugirieron que el acuerdo se estaba apresurando y que se necesitaba más tiempo para ganar al socio de la alianza entre Renault y Nissan Motor Co.

Esa postura enfureció al lado italiano. El mismo vio el movimiento como un nuevo intento del ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, de renegociar un pacto que estaba a punto de ser aprobado por la junta.

Después de semanas de discusiones, Fiat había visto a Nissan jugar un papel constructivo en las conversaciones. Esto a pesar del plan del fabricante japonés de abstenerse de votar.

Postura cambiante

Imagen: Expansión

“El problema fundamental que hizo que Fiat se alejara fue el intento repetido de Francia de cambiar las condiciones de su apoyo”, esto dijo una persona familiarizada con el asunto que pidió no ser nombrada.

La participación del estado en la nueva compañía se habría reducido a la mitad al 7,5%. No obstante, dejó la impresión de querer el control total de la entidad combinada, una demanda que era inaceptable para Fiat, dijo esta persona.

Un funcionario francés dijo a los reporteros el jueves que se cumplieron todas sus demandas (en materia de valoración, gobierno, protección de empleos y sitios industriales), pero Francia necesitó cinco días más para convencer a Nissan de que apoyará el acuerdo. Los dos representantes de Nissan en la junta de Renault planeaban abstenerse.

Lo que sucede a continuación no está claro. Al usar la palabra “actualmente” en su declaración, Fiat dejó abierta una devolución a la mesa de negociaciones. Pero se necesitaría una fuerte señal del Gobierno francés para finalmente atraer al presidente John Elkann a las conversaciones con Renault, cuya administración estaba a favor de la combinación.

Siguientes pasos a seguir

Imagen: América Economía

Le Maire tiene previsto estar en Japón para las reuniones del G-20 en los próximos días y se reunirá con el Ministro de Economía japonés, Hiroshige Seko, según funcionarios franceses. El ministro de presupuesto francés, Gerald Darmanin, dijo el jueves que el gobierno estará abierto a un nuevo enfoque de Fiat para Renault en el futuro.

Darmanin afirmó que esperan hablar en los próximos días, dentro de la brevedad posible, con el  gigante italiano. Esto fue dicho en la radio France Info.

Las acciones de Renault cayeron hasta un 8%, la mayor cifra desde noviembre, y cayeron un 6,7% a las 11:52 a.m. en París. Fiat ganó un 0,2% en Milán, revirtiendo un declive anterior. Un acuerdo habría creado una empresa con un valor de mercado combinado de unos 35.000 millones de euros (39.000 millones de dólares).

Tal como está Elkann, el vástago de 43 años de la familia Agnelli fundadora de Fiat, tiene pocos incentivos para reanudar las conversaciones, a la espera de un cambio de opinión de Nissan y una mejora de la ruptura con Francia. Lo que es más, la tensión con el gobierno francés significa que cualquier posibilidad de un acuerdo alternativo con el fabricante de Peugeot Groupe PSA, que también considera al estado como propietario, es igualmente nula.

Papel de Senard

Imagen: Automotive News Europe

Una operación de salvamento podría caer sobre los hombros de Senard. El ex jefe de Michelin tiene buenas relaciones con el gobierno y fue contratado para dirigir a Renault en parte por sus habilidades diplomáticas después del caso Carlos Ghosn, que afectó las relaciones entre Renault y Nissan. Si bien no propuso el trato con Fiat, trabajó arduamente para llevarlo a buen término y viajó a Japón para tratar de ganarse a Hiroto Saikawa, CEO del fabricante japonés.

Senard tiene planeado un viaje a Japón, a la asamblea de accionistas de Nissan que se llevará a cabo el 25 de junio. Así mismo, no tiene otros viajes en sus planes, según una fuente anónima cercana.

Las críticas a la propuesta se habían juntado en los últimos días cuando Le Maire multiplicó los comentarios públicos sobre las condiciones que el gobierno estaba atando a un eventual acuerdo.

El papel de Nissan

Imagen: MotorTrend

Sin embargo, Nissan, que no formaba parte del acuerdo con Fiat, habría desempeñado un papel importante como socio de la alianza de Renault. Al menos por 20 años, compartiendo tecnología para desarrollar nuevos modelos. A su vez, comprando componentes de manera cooperativa para obtener descuentos y produciendo autos en las fábricas de cada uno.

Nissan había planteado preguntas sobre el ahorro de costos, el intercambio de tecnología y otros asuntos. Todo a pesar del deseo de Senard de obtener al menos el respaldo condicional del fabricante japonés.

Algunos inversores de Renault también habían expresado dudas. El gerente de inversiones activista con sede en París, CIAM, en una carta al consejo de Renault, dijo que la fusión con Fiat subvalúa significativamente a Renault. Además, dijo que un dividendo de 2.500 millones de euros destinado a los accionistas de Fiat Chrysler debería haberse pagado a la compañía francesa.

“El colapso de la fusión propuesta por Fiat Chrysler / Renault deja a ambas empresas expuestas a la dinámica cambiante de un sector en una encrucijada”, dijo Ilana Elbim, analista de crédito de Hermes Investment Management, en una nota.

Con la disminución de los volúmenes en los mercados de automóviles clave, “las megafusiones diseñadas para ahorrar en gastos de capital siguen siendo inevitables”.

Opinión de Sergio Marchionn, ex CEO de Fiat Chrysler

Imagen: Fortune

Fiat Chrysler ha estado buscando un tercer socio desde que el ex CEO Sergio Marchionne y Elkann crearon la compañía en 2014 con la adquisición total de Fiat de la automotriz de Detroit. Aun así, el difunto maestro del trato advirtió en una entrevista conjunta con Elkann que también es crucial terminar las conversaciones si no existen las condiciones adecuadas.

Es tan importante saber cuando alejarse de la mesa como cuando sentarse, según lo que dijo Marchionne en 2014, mientras fumaba cigarrillos Muratti y toma café expreso en la pista de prueba de Balocco en el norte de Italia.

Botón volver arriba