CochesEléctricosNovedades

Bosch: pequeñas explosiones que garantizan tu seguridad

El proveedor ha afirmado que este sistema apaga los circuitos de potencia del vehículo en una fracción de segundo.

La empresa de origen alemán, fabricante de componentes para vehículos, llamada Bosch, ha puesto sobre la mesa un audaz planteamiento para los coches eléctricos: mayores estándares de seguridad en lo que a colisiones de refiere.

En este sentido, la compañía Robert Bosch GmbH fundada en 1886, la cual se dedica también a la rama de la ingeniería de seguridad, ha comenzado el desarrollo y la producción de chips semiconductores que forman parte de un sistema preventivo que interrumpe el flujo de corriente eléctrica a través de acciones pirotécnicas.

Es decir, Bosch ha explicado que secciones enteras del cableado del coche eléctrico serían apagadas por medio de una pequeña explosión controlada por estos chips, con el objetivo de detener la corriente emitida por la batería de alto voltaje.

Bomberos trabajando en un coche de prueba (drivingeco)

Al igual que los vehículos impulsados por combustión que corren el riesgo de incendiarse producto de un accidente de tránsito, los coches eléctricos no escapan de esta posibilidad. La diferencia entre uno y el otro modelo es que se cambia la gasolina por un extenso cableado y baterías de litio que pueden emitir descargas eléctricas que pueden alcanzar los 800 voltios.

Sistema innovador de seguridad

Es la vulnerable protección de las baterías del coche eléctrico la mayor amenaza para el conductor y los pasajeros del vehículo. Ha sido esta situación la que ha impulsado a los fabricantes que implementar mayores protecciones a estas fuentes de poder.

 El sistema que propone la empresa dirigida actualmente por Volkmar Denner se basa en que al ser activado el sensor de la bolsa de aire por una colisión, los chips semiconductores, cuyo tamaño es de 10×10 centímetros, activen los dispositivos pirotécnicos y paren el flujo de corriente eléctrica del vehículo.

Esta es la propuesta de Bosch, sin embargo, aún no sabemos si este particular método será utilizado por los fabricantes de coches y se vuelva común hablar de “pequeñas explosiones” que garanticen la seguridad.

Botón volver arriba