AutónomosCochesEléctricos

6 retos que enfrentarán los coches autónomos… en caso de accidente

¿Cómo se haría en el caso que se deba realizar una maniobra ilegal para evitar un accidente mayor?

Según estadísticas realizadas, casi que el 90% de los accidentes automovilísticos se deben a los errores humanos, es por eso que una de las razones para crear los coches autónomos es evitar los accidentes en las calles.

Se estima que el 95% de los siniestros se pueden evitar con los autónomos. Esto ayudaría a reducir las indemnizaciones por parte de los seguros; aunque se plantea tener en cuenta otras condiciones, por el hecho de que los coches autónomos ya vendrían equipados con sistemas electrónicos y disminuyendo drásticamente el coste de una posible reparación por daños.

Vehículos autónomos
20minutos.com

El BBVA Resarch es una empresa de investigación especializada en análisis económicos; ella realizó un estudio de las posibilidades de riesgo y diagnostico con una reducción de precio en los seguros de Europa entre un 10% hasta un 30% por lo menos hasta el 2025.

Esto supone una caída realmente exponencial en las facturaciones de las compañías aseguradoras del sector entre 10.000 hasta 35.000 millones de euros.

Un caso que super extremo y complicado es si ocurriera un accidente en el que se vean implicados dos vehículos autónomos, y tengan que demostrar en quien radica la responsabilidad; una característica básica que implicaría establecer a quien corresponde la indemnización. Se tendría que aclarar quién debe ser el responsable del siniestro provocado por los coches, si el propietario del vehículo o la fabrica del coche.

Coches autónomos
nationalgeographic.com.es

Aún se tienen algunas dudas en cuanto a este sentido. Como ejemplo, estos coches autónomos tendrán que tomar desiciones al momento de circular por las vías –siempre y cuando sean basadas en la legalidad–. ¿Cómo se haría en el caso que se deba realizar una maniobra ilegal para evitar un accidente mayor? En estos casos, el vehículo deberá responder de manera automática y decidir entre afectar a los integrantes del coche o atentar contra los peatones.

Esta problemática aún no se ha resuelto por parte de los fabricantes, pero muchas compañías respaldan la creación de un fondo entre todos para indemnizar en los casos que no sea posible reconocer quién es el culpable. Lo llamarían como sociedad de compensaciones de seguros. Se necesitará la creación de cargos para especialistas responsables en tecnologías de la conducción autónoma.

Algunos tipos de seguros

La nueva protección tecnológica provocará nuevas modalidades en cuanto a pólizas de seguros; con base a coberturas específicas, como por ejemplo, con relación a ataques cibernéticos.

Ya hay marcas que se han encargado en este sentido, de asegurar como son Volvo, Mercedes y Google, quienes en sus pólizas aceptan las responsabilidades que englobe un accidente por causa de vehículos autónomos en algún futuro cercano.

Te enumeramos los seis retos que pueden enfrentar las compañías en este sentido:
  1. Reducción de la siniestralidad al eliminarse el error humano en los accidentes, lo que provocaría previsiblemente una bajada de las primas.
  2. Coste del siniestro: Podría aumentar por la tecnología más cara que equipan estos automóviles.
  3. Responsabilidad ante un accidente: En caso de siniestro, ¿quién es culpable, el fabricante o el propietario del coche?
  4. Carsharing de coches autónomos: Esto supondrá que un mismo propietario pueda asegurar muchos automóviles, algo que repercutirá en el precio.
  5. Consorcio de compensación: Creación de un una asociación para indemnizar daños cuando no es posible demostrar la culpabilidad de un siniestro.
  6. Coberturas de nuevos riesgos, como los debidos a hackers informáticos o ciberterrorismo.
Botón volver arriba